martes, 13 de septiembre de 2011

Acta de gira de Las Hojas Secas. Algeciras. La Linea. Estepona. Cádiz.



Aventuras y desventuras, de esta gira gaditana, que por cuestiones del destino me han llevado a participar en ella, y por el cual me siento orgulloso y feliz de que contaran conmigo.


Dia 1. Madrid - Algeciras:

Aún estaban poniendo las calles cuando la furgo se puso en marcha, dirección a unos de los unos puntos más lejanos desde Madrid. Una parada para comer en el mejor sitio posible, Restaurante Jose Porro(no es broma) de primero tropezones de ensalada o salmorejo, de segundo, rabo de calamar o salchichas de rabo, de postre una buena taza de líquido de frenos, la mezcla de todos estos ingredientes y los 43º grados de esta bonita pedanía extremeña, presagiaban un buen aroma furgonetero.




Algeciras tardó en llegar, pero mereció la pena el viaje, la Farandula estaba empapelada.



Justo antes de salir, nos tomamos esta instantánea, con el nuevo batería manco…



La Farandula se llenó al completo, los cubatas fueron cayendo y el inicio de esta pequeña gira empezaba con buen pie.

Dia 2. Algeciras – La Línea de la concepción

Lo que empezó como un martirio (levantarse) acabo resultando un buen plan, prueba de sonido mañanera con resaca incluida, La Teteria realmente es un sitio exclusivo con muy buen diseño e iluminación, Miguel y Rocío son unos muy buenos anfitriones y esta es la cara que se nos queda después de comer y beber como burros…

Sonido espectacular, nos sentimos muy cómodos sobre el escenario, público entregado, y como recompensa, el tan esperado momento, ya recomendado por Ignacio, el de la cata de Gin-Tonic (Exactamente: Gin-tonic, con ginebra G`vine francés, destilación de vino elaborada con uva blanca, piel de lima con tónica Fever Tree) y sinceramente, no soy de este licor, pero solo pude rendirme a sus pies.

Momento intimista en el ascensor del hotel:

Dia 3. La Linea – Estepona

Desayuno continental severo, y marcha hacia San Luis de Sabinillas, allí nos esperaban los chicos de Pomelo, con una buena ración de pescaitos fritos y varios, gente güena a rabiar.

Aspecto del Louie Louie, junto al batería de Holywater, noche llena de magia, buena gente y rock and roll.

Aspecto del hostal y la eterna pregunta: ¿Qué pasaría si una groupie nos muerde el cuello, donde entra?

Momento para repostar, a Javi solo se le ocurre para ahorrar ponerse a orinar dentro, se comentaba que su mezcla interior era nafta pura:




Dia 4. Estepona – Cádiz

Tras el desayuno, nos fuimos pitando hacia Chiclana, donde mis padres nos prepararon una suculenta barbacoa, tarta de manzana con dulce de leche de mi cuñá y cafelitos varios…


Nos alojamos en Cádiz en el hotel Francia Paris, un sitio emblemático pero a la vez escaso de gadgets, ni un miserable WIFI.

La Supersonic, situada en un saliente del casco antiguo de la capital, es un sitio agradable para tocar, buen ambiente musical y buen sonido, momento para descargar toda la furia en lo que sería nuestro último concierto.

Dia 5. Cádiz – Madrid

Algunas de los artistas que se escucharon en la furgo fueron:

Wilco, Otis Redding, Pearl Jam, Deftones, Black Rebel Motorcycle Club, Maga, Tame Impala o Gustavo Cerati:



video

En el viaje a Madrid se escucha como un "run run" en la furgoneta. Me pregunto qué será, ¿la correa del ventilador?, ¿los inyectores?, ¿la junta de la trócola? Manuel me saca de dudas, es el típico sonido que emite un batería roncando en el asiento trasero. (estas lineas me suenan)




Y al parecer este es otro momento que se repite muy pocas veces en la vida, y aquí el recuerdo en primicia:


Y un servidor, incapaz de plasmar en palabras todo lo agradecido que estoy, por disfrutar estos días:



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tuve la suerte de poder veros en la supersonic. Un muy buen concierto, el sonido genial y mucha mas caña en el directo de la que me esperaba. Asi que os agradezco muchismo el rato que nos hicisteis pasar y espero volver a veros pronto.

Un saludo desde el sur.

La Gata en el Espacio dijo...

Bonita crónica. Besos!