domingo, 19 de diciembre de 2010

Dazed and confused

Pues el concierto del Apolo estuvo muy bien. Eso es así. Y hasta aquí el relato de lo ocurrido, que ya está bien de hablar de nosotros, menudo coñazo.

Hoy os proponemos una especie de juego de las diferencias, como en los pasatiempos de los periódicos. Mientras viajábamos en la furgoneta escuchábamos a los Led Zeppelin, que es una costumbre muy recomendable de vez en cuando. Y hablando con Pablo, que era el único ser vivo en esa furgoneta que conducía un servidor, además de ser el backliner que vino con nosotros a BCN, le comentaba que hay en YouTube unos vídeos muy interesantes de la canción Dazed And Confused. Total, que he pensado en compartirlo aquí, por variar un poco, que nunca viene mal.

Corría el año 1968 (abuelooooo...), y como muchos sabréis, antes de formar Led Zeppelin, Jimmy Page militaba en los Yardbirds, grupo famoso por tener primero a Eric Clapton, después a Jeff Beck, y finalmente a Jimmy como guitarristas. A mí siempre me pareció que los Yardbirds no eran para tanto, que si no llega a ser por esos tres guitarristas... Claro, siempre hay megafans que se te lanzan a la yugular por estas cosas, pero dejemos que los hechos hablen por sí solos.

Como decía, corría el año 1968 y Jimmy Page intentaba crear algo nuevo con los Yardbirds, comenzaba a experimentar con su sonido, era la época de la psicodelia, y él se acercaba a esa onda desde el blues y el rythm´n´blues de la época. Los Yardbirds eran una de las grandes esperanzas blancas de ese estilo, y con Jimmy parecía que iban a ser algo más grande. Aunque no es conocido por muchos, el tema Dazed And Confused pertenece a esta etapa en los Yardbirds, antes de formarse Led Zeppelin, y llegaron a interpretarlo en directo en una televisión creo que francesa, como podéis ver en este vídeo:

http://www.youtube.com/watch?v=58mQvW0ROag

Desde mi punto de vista, resulta bizarro, pero muy interesante, por varios aspectos. Por lo que ya era capaz de hacer Jimmy en 1968, como el numerito de tocar la guitarra con el arco de violín, por poner un ejemplo. Por lo triste que resulta escuchar a Keith Relf cantar esta canción, cuando todos estamos hartos de escuchar la versión posterior. Y porque la banda no está mal, son correctos, pero es como si Jimmy estuviera tocando en una galaxia, mientras el resto de la banda toca en la galaxia de al lado. Así que se separaron, claro. Jimmy se fue con Chris Dreja, el bajista, y se juntaron con Robert Plant y John Bonham para formar un grupo que iba a llamarse The New Yardbirds. Por suerte, Chris Dreja decidió dedicarse a la fotografía y Page llamó a su coleguita John Paul Jones para que se encargara del bajo, y finalmente se llamaron Led Zeppelin y bla bla bla, el resto es historia conocida por todos.

Su primer álbum salió en enero del 69, y ahí estaba Dazed And Confused, la de verdad, la buena. Y se fueron de gira por ahí, y entre otros países cayó Dinamarca, donde al parecer les prohibieron tocar con el nombre de Led Zeppelin por no sé qué relación de parentesco de la familia real con la familia Zeppelin, y tocaron como "The Nobs". No sé si esto es cierto, el caso es que se presentaron en la televisión danesa y se marcaron esta actuación:

http://www.youtube.com/watch?v=FDOlls4zUFs

En el vídeo dicen que esto es del 68, pero lo dudo, porque hay otros vídeos de esa actuación que indican que son del 69, y me cuadra más, desde luego. Una cosa en común con el vídeo anterior es la guitarra de Jimmy Page, y el arco del violín, pero ¿veis alguna diferencia? Os cuento algunas, por si acaso:

- En el vídeo de los Yardbirds el presentador está bailando detrás de ellos mientras tocan, en el de Led Zeppelin, no.

- El tempo de la línea de bajo de John Paul Jones es sencillamente espectacular. Chris Dreja no tocaba mal, pero no hay comparación posible.

- En el bombo de John Bonham cabe un pequeño estado-nación. Cómo suena eso.

- ¿Se nota que Jimmy Page está tocando con una banda fuera de lo normal? Su forma de tocar no tiene nada que ver, mucho más violento.

- Y por supuesto, alguna ligera diferencia habréis apreciado entre un cantante y el otro, ¿no? Si no es así, hacéroslo ver.

No es fácil encontrar casos como éste, en el que se aprecie cómo cambia una canción al ser interpretada por dos bandas tan diferentes, pero que pretendían hacer algo parecido. No es como cuando alguien interpreta una versión de otro grupo, sino que en los dos casos es su canción, y se entiende que la tocan lo mejor que saben tocarla. Pero claro, a los Yardbirds les fueron a tocar los Led Zeppelin como contrincantes. Derrota garantizada.

Pues eso es todo, hasta aquí el relato de hoy. Buenas noches.

lunes, 13 de diciembre de 2010

Apolo, allá vamos

Ya nos empezamos a recuperar del shock del concierto de Madrid en Joy Eslava. A mí (Ignacio) me ha costado un día de fiebre. Real, no metafórica. Creía que con tanto tute estaría bajo de defensas, que si el cambio de tiempo... Pero pensándolo ahora, cada vez cobra más fuerza la idea de que un concierto al lado de los Makovskis no puede dejar tu cuerpo indiferente. No sé qué les habra pasado al resto de Havalinos, a mí me dio fiebre.

Todavía no alcanzo a poner palabras a lo que sucedió al comenzar el concierto. Salío Maika con su guitarra y su voz como únicas armas y... En fin, buscad en YouTube, y os podréis hacer una idea de lo que hablo. Pero ni aún así se acercará a lo que vivimos en la sala. Después, subió el telón, y del resto no tengo más que recuerdos inconexos, sensaciones difusas. Mientras les veía tocar, tenía sentimientos enfrentados. Por un lado ardía en deseos de subir al escenario y formar parte de ello, pero por otro no quería que llegara el momento, quería que siguieran tocando siempre. Elegantes, sensuales, peligrosos. Son serpientes, sin duda.

Pero el tiempo no perdona, y el momento llegó. Unimos nuestras fuerzas a las suyas, y a partir de ahí fue todo como un tornado. Terminó el concierto y no era consciente de lo que había pasado, fue una de esas veces en que tu cuerpo decide por ti, apaga tu mente, desactiva tu control, y camina libre. No lo recuerdo claramente, pero sé que estuvo bien. Muy bien.

El sábado 18 de diciembre repetimos en Barcelona, en Apolo, y estoy inquieto, impaciente, nervioso, ansioso. Esto no sucede muchas veces, tener la oportunidad de hacer música con otros y que todo sea tan intenso, tan estimulante. No puedo esperar a que vuelva a llegar el momento.
Apolo, allá vamos.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Guía práctica para los conciertos del 10 y 18 de diciembre

El tiempo pasa inexorablemente, eso es así. Y cada día queda un poco menos para los conciertos que éstos sus seguros servidores ofrecerán en Madrid y Barcelona junto a Maika Makovski y sus compinches. 10 de diciembre en Joy Eslava y 18 de diciembre en Apolo. Nos mordemos las uñas del ansia que tenemos.

Si habéis estado un poco al tanto las últimas semanas, ya sabréis que será un espectáculo conjunto de las dos bandas, sin que ninguna destaque sobre la otra. Y hasta ahi puedo leer, porque a pesar de las muchas preguntas,
ruegos y hasta súplicas que hemos recibido, no vamos a soltar prenda de cómo van a ser los conciertos. Si tienes pensado ir (opción correcta), para qué quieres saber más, disfruta con las sorpresas. Si no tienes pensado ir (opción equivocada), para qué preguntas, sal de este blog ahora mismo. Si no puedes ir, cosa que lamentamos, ya te enterarás de lo que pasó el día después, y podrás hundirte aún más en el pozo de tu desgracia. Y si estás en plan que si voy que si no voy, pues ya te he dicho cuál es la opción correcta, luego no vengas quejándote.

Sin embargo, en un alarde de generosidad, os ofrezco mis recomendaciones personales para los eventos. Son las siguientes:

- No vayas a llegar tarde. Ya sabemos que piensas que los músicos estamos en el camerino en plan rock star, haciendo esperar al personal para hacernos los interesantes, y tienes razón. Pero a veces hay que cumplir horarios bastante estrictos, y si no empiezas a tu hora no te da tiempo a tocar todo lo que quieres tocar. Éste es uno de esos casos.

- No cenes mucho. Aparte de que será pronto para eso, en los conciertos hace calor y las digestiones pesadas no ayudan. De hecho, nuestra intención es cortaros la digestión a todos.

- Si eres chico, trae a tu novia. Compartir es amar, y a nosotros nos gusta compartir.

- Si eres chica, trae a tu novio. No compartiremos nada con él, pero puede que contigo sí, y nunca viene mal una entrada vendida más.

- Nos gusta ver melenas que se agitan. Desde el escenario es como mirar al mar. Si tienes pensado un peinado súper molón para ese día, olvídalo. El ser humano no ha inventado fijador, laca, gomina o similar que aguante la que va a caer.

- Si estás en primera fila, pon cara de admiración. Y sobre todo, no te pongas de espaldas al escenario a mandar mensajitos con el móvil, ni te dediques a charlar con tus colegas a pleno pulmón. Resulta frustrante. Hay sitio al fondo.

- El técnico de sonido está trabajando, aunque resulte difícil de creer. Ya sabemos que tú podrías hacerlo mejor, y probablemente sea así, pero hoy no es tu día, amigo. No vayas a decirle que suba la voz, o que si la guitarra está un poco alta de medios. Si tienes suerte, no te escuchará. Si lo hace, corre.

- Fuera hace frío. Dentro, calor. Hay guardarropa.

- Bebe si te apetece, pero no te agarres el pedo de tu vida, porque en un arrebato de pasión podrías ponerte a cantar gritando como si te fuera la vida en ello, y los dos sabemos que eso no mola. La gente a tu alrededor querrá incrustarte su copa en la garganta, y así te costaría cantar en el siguiente concierto. Moderación.

- El pogo es divertido, sobre todo si lo ves desde el escenario. Si te patea el tipo de al lado, no tanto. A mí me da igual, haz lo que quieras.

- Si eres chico, compra el disco y dos camisetas, una para ti y otra para tu novia. Así podrás regalársela cuando salga del camerino.

- Si eres chica, compra dos discos, uno para ti y otro para tu novio. Te los firmaremos en el camerino y podrás regalárselo a tu novio cuando salgas. Así la cosa resultará un poco más creíble. Si quieres, compra camiseta también. Te queda genial.

- Si ya has terminado de hablar al fondo, y has conseguido volver hasta tu sitio de la primera fila a base de codazos, empujones y tirándole la copa encima al tipo ése de metro noventa que yo juraría que es jugador de rugby, bienvenido de vuelta. Ahora no te pongas a pedir canciones, que esto no es un karaoke. Ésa que pides se la saben Manuel y Javi, pero yo no.

- Si quieres llevarte a toda costa un souvenir, puedes pedirlo o
robarlo. No creo que sea fácil llegar hasta el escenario, así que puedes pedir a los músicos que te den el set-list, una púa, las baquetas, etc. Un detalle al respecto, no pidas el set-list al empezar el concierto, espera a que acabemos, porque a veces lo utilizamos. Si eliges la opción de robar, te animo a ello. Pero ya que has llegado hasta el escenario utilizando técnicas sólo vistas en Matrix, no seas pardillo, y deja el set-list. Coge una guitarra (Manuel tiene una repe). Los bajos ni tocarlos.

- No intentes ligar con las camareras/os. Están trabajando. Este consejo es útil también para el resto de bares que tienes previsto cerrar esa noche. Sé que no vas a hacer caso, así que suerte. Ójala triunfes (maldición gitana que le echaron a un amigo mío).

- Por último, si eres chico, gracias por venir y siento lo de tu novia. Si eres chica, gracias por venir. Quédate.

martes, 30 de noviembre de 2010

Havalina y Bandalismo: Desierto

He aquí la segunda entrega de nuestra sesión con Bandalismo de hace un par de semanas. En esta ocasión le toca el turno a "Desierto", que también es el tema que abre nuestro nuevo disco. ¡Que lo disfruten!



jueves, 18 de noviembre de 2010

Havalina y Bandalismo, de nuevo trabajando juntos.

Hace unas semanas nos llegó una propuesta de los chicos de Bandalismo para volver a hacer algo más o menos similar a lo que habíamos hecho con Imperfección, es decir, grabar unos cuantos temas en directo, en multipista y en vídeo, y sacarlos en su web como adelanto promocional de nuestro nuevo álbum.

La idea nos pareció maravillosa. Bandalismo es una de esas iniciativas de las que uno se siente muy orgulloso de formar parte. Es gente muy seria, muy determinada y con un propósito muy claro: hacer vídeos de la mayor calidad posible, apoyar la música, y dedicarse a esto en serio. Trabajan constantemente. He ido y he estado tocando en un montón de bolos en este año y el año pasado y en muchos de ellos allí estaban los chicos de Bandalismo cubriendo el evento.

En esta ocasión, en lugar de hacerlo en el típico estudio de grabación, decidimos buscar una localización algo más llamativa, y acabamos grabando en un loft cerca de La Latina, propiedad de un amigo de la página (¡muchas gracias!) Tuvimos que lidiar con algún problema de ruido con el vecindario, pero al final logramos sacar un ratito de ruido, y grabar tres temas.

Ayer lo tocamos, ayer se grabó. Juan (Bandalismo) y yo nos hemos encargado, respectivamente, del montaje de vídeo y la mezcla del audio. Y ya está colgado un tema en su web para que lo podais ver.

El tema en cuestión se llama Mamut, y es el corte nº9 de nuestro nuevo disco. Pusimos el título a esta canción haciéndonos eco de aquello que nos sugería su sonoridad y su ritmo: las pisadas de un enorme paquidermo. La letra habla sobre el rechazo físico -insoportable- hacia alguien que un día te produjo exactamente la sensación contraria.

lunes, 15 de noviembre de 2010

Machina / The Machines of God

El otro día estuve largo rato charlando con una amiga sobre The Smashing Pumpkins, sobre cómo habían influido en nuestras respectivas adolescencias con su música (ambos somos nacidos en el año 1982, por lo que el boom de esta banda hacia 1996 nos llegó a una edad muy crítica) Y durante este fin de semana de horas y horas de furgoneta, me ha dado por escuchar este disco de manera compulsiva.


Por lo que he podido contrastar con otra gente de mi generación, Machina / The Machines of God no es precisamente el disco más querido de The Smashing Pumpkins. Supongo que alcanzaron una cota muy alta con Siamese Dreams y Mellon Collie and the Infinite Sadness y más tarde provocaron discrepancias con su siguiente disco Adore (he de decir que a mí me encantó) y a la hora de publicar éste su último disco antes de su separación, ya habían perdido algo de crédito entre sus fans. Y sin embargo, yo siempre he pensado que éste es un pensamiento no muy reflexionado por la mayoría. Hasta diría que en algunos aspectos es mi disco favorito de ellos.

Hacía años que lo escuchaba con atención, y ahora que lo hago me doy cuenta de lo mucho que ha influido en mí, y curiosamente, en la última etapa de Havalina y en concreto en este último disco que estamos a punto de publicar. Especialmente en lo que se refiere a producción, este disco es una joya. Aquí también hay afinaciones imposibles, guitarras totalmente distorsionadas grabadas directamente por línea (o al menos así me suenan a mí) y mucha, mucha oscuridad. No es un disco amable. Es áspero. No sé si era la intención de Billy Corgan, pero lo cierto es que nunca me gustó tanto su lado dulce como su faceta más áspera. Aunque esto, como tantas otras cosas, es sólo mera cuestión de gustos.

Escucho ahora mismo Heavy Metal Machine. Escuché hace un rato las guitarras de The Everlasting Gaze y no pude evitar pensar que esas guitarras bien podrían estar en nuestro disco. Hay infinidad de temas que disfruto de este disco: The Crying Tree of Mercury, Glass and the Ghost Children… pero creo que definitivamente me quedo con Blue Skies Bring Tears como canción favorita. Recuerdo que la primera vez que escuché este disco (me lo regaló la que era mi novia con 18 añitos) me asusté –literalmente- con las voces del final, especialmente con la última frase. Pensé: “¿no están demasiado distorsionadas esa voz y esa guitarra?” Con los años he aprendido que la palabra “demasiado” no tiene sentido en la música cuando uno está creando.

Todo se debe hacer en la medida en la que uno lo siente; claro que para alguna gente podrá resultar demasiado o demasiado poco, pero eso no debe importante en la medida en la que a ti te siga poniendo los pelos de punta. Y si es así, probablemente habrá otros que, como a ti, les sobrecogerá aquello que oyen. Y nunca lloverá a gusto de todos, y cuanto más lo persigas, más lejos estarás de tu objetivo: emocionar. Personalmente, ésta es la única premisa a la que me agarro a la hora de hacer música.

martes, 2 de noviembre de 2010

Addiciones Magazine

Hace unas semanas los chicos de Addiciones Magazine nos propusieron ser protagonistas de su sección de música, pero de un modo peculiar: irnos a tocar unos temas a una peluquería de chinos en la calle Leganitos, y aprovechar para hacer también una sesión de fotos. El resultado lo podéis ver en su página web, que os animamos a todos a visitar, ha quedado realmente molón.

Os dejamos por aquí un par de videos de la sesión, en la que interpretamos una canción de nuestro nuevo disco, titulada Objetos Personales.



lunes, 18 de octubre de 2010

De dónde sale todo esto

Estaba yo pensando la otra tarde, echando la vista atrás, y como ya llevo más de año y medio con Havalina, me preguntaba de dónde ha salido lo que he aportado a la banda, y que también ha dado forma a "Las Hojas Secas", nuestro nuevo disco. Ya hemos hablado muchas veces por aquí y por allá de las influencias de grupos de los ´90 sobradamente conocidos, y de otras bandas cuya huella es evidente en Havalina, pero a mí me intriga más esa música que deja un poso no tan evidente en cuanto al estilo del grupo, sino a nivel personal, e incluso técnico.

Me resulta curioso cómo en muchas ocasiones no se descubre de dónde sale todo esto hasta después de haber terminado un disco. En mi caso, lo vengo descubriendo recientemente desde dos puntos de vista.

En primer lugar, en mi forma de tocar el bajo, y en la búsqueda de matices que me pedían las canciones de esta etapa de Havalina. Está claro que hay algunos recursos totalmente conscientes tanto en cuanto a sonido como a estilo, pero resulta que en otros casos esos recursos estaban ocultos, escondidos detrás de tanta música y tanto tiempo. Pero ellos solitos buscan la forma de salir cuando es necesario, sin hacerse evidentes, sin pedir permiso y sin que yo me entere. Meses después escuchas lo que has grabado y te llevas una sorpresa al descubrir qué es lo que ha dado esa forma a tu interpretación.

Por otro lado, en Havalina nos exigimos bastante a la hora de dar cuerpo a las canciones, y siendo un trío, sobre mi instrumento recae una responsabilidad añadida, ya que lo que en los discos suena enorme, en directo debe hacerlo igualmente. Antes de entrar a trabajar en este último disco, mis esfuerzos se centraban en hacer que nuestro directo sonara tan intenso como el trabajo de estudio de "Imperfección", y esto ha definido en parte el sonido de las nuevas canciones. Y por aquí me ocurre otra vez lo mismo, y es que no es hasta ahora que empiezo a descubrir los elementos de los que he echado mano en todo este tiempo para conseguir ese sonido. En este caso no se trata de recursos técnicos o de estilo, sino más bien de conceptos más abstractos en cuanto al sonido de la banda. Hay mucha música que no necesariamente tiene por qué sonar como Havalina, pero que después me he dado cuenta que a mí me ha servido para enfocar un poco mejor mi trabajo.

Aunque el disco todavía no está en la calle (falta muy poco), aquí quedan algunos de mis descubrimientos de influencias, digamos, inesperadas:

- The Posies. "Frosting On The Beater". Uno de mis discos favoritos de los 90. Son mucho más pop y más melódicos que nosotros, pero Havalina es una banda de contrastes, y en este disco sucede lo mismo. Guitarras estruendosas y voces dulces. Para muestra, "How She Lied By Living".



- American Music Club. "Love Songs For Patriots". Nos parecemos más bien poco a esta banda, desde luego. Pero además de que también saben jugar muy bien a esto de los contrastes, tienen un punto de oscuridad y ruido que enlaza bastante con nuestra manera de entender las cosas, o con la mía, al menos. Las letras no tienen desperdicio, por cierto. Mark Eitzel es uno de los grandes poetas de nuestro tiempo.


- The Cure. "Faith". Esto es más evidente, desde luego. En el nuevo disco creo que hemos encontrado nuestra forma de interpretar este sonido de principios de los 80. Para mí, el tema que da título al disco, "Faith", tiene una de las mejores líneas de bajo que he escuchado. Simon Gallup siempre ha sido una gran referencia para mí, pero como hablamos de influencias inconscientes, me explico. Una de las primeras canciones que compusimos para "Las Hojas Secas" se llama "Por la noche". Manuel llegó con el boceto del tema al local, y Javi y yo nos pusimos a tocar sobre eso, y en muy poco tiempo el tema estaba montado. No hemos hecho muchos cambios más adelante, lo que surgió aquel día es la canción. Y el bajo salió de la nada, aparentemente. Pues no. Con el tiempo me he dado cuenta que ese bajo no podría haber existido si no hubiera escuchado tantas veces "Faith".


- Massive Attack. "Heligoland". Cuando compré este disco no tenía grandes expectativas, la verdad. Una vez más me equivocaba, porque me encanta. Desde el momento que escuché "Babel", cambió mi forma de utilizar la púa con el bajo. Ese sonido tan afilado, arañando la cuerda, aparece de vez en cuando en Havalina. Un buen recurso para que el instrumento cobre más presencia en la mezcla.


- Radiohead. "In Rainbows". Este caso sí que es premeditado, lo tengo que confesar. Las primeras veces que tocamos la canción "Las Hojas Secas" en el local, había algo que no funcionaba rítmicamente. Escuchando este disco en el coche, que es el refugio anti-atómico musical por excelencia, le di al "repeat" unas 5 veces en el tema "Nude", porque me pareció que ahí estaba la solución. Los bajos de Colin Greenwood suelen ser magistrales, y éste desde luego lo es. "Nude" no tiene mucho que ver con nuestra canción, de hecho está a años luz, pero el bajo de las partes tranquilas de "Las Hojas Secas" surgió a partir de esa línea entrecortada, y eso hizo que toda la base rítmica del tema sea como es.


- The D4. "6Twenty". Este disco es puro rock and roll, y tampoco tiene mucho que ver con el sonido de Havalina. Pero vi a estos señores en directo hace unos años, con un buen amigo que siempre me lleva a conciertos inolvidables, y cambiaron mi forma de entender el directo. En primer lugar, el bajista tiene un sonido envidiable, y no pude ver qué demonios de pedales usaba, pero su distorsión era casi perfecta. Era un pedal blanco, es lo único que pude ver. Pero lo que me marcó fue la actitud de toda la banda en el escenario. No he visto a nadie que sea capaz de canalizar la violencia de forma tan positiva. Desde entonces subo al escenario cabreado, o después de correr o saltar un rato, para cargar las pilas. Esa intensidad se transmite si crees en ello y se filtra en la música que haces. En el disco se nota esa mala leche cuando tiene que notarse.


- Black Rebel Motorcycle Club. "B.R.M.C.". Llevábamos ya bastante tiempo tocando juntos, y un buen día Manuel y yo descubrimos que a los dos nos encanta este grupo. Nunca lo habíamos hablado, y para mí fue un descubrimiento interesante, porque nunca lo había pensado, y de pronto muchas cosas que hacía Manuel, y yo con él, cobraban más sentido. El sonido de este disco es desgarrador. Me consta que es una influencia importante en el sonido de guitarra de Manuel. En mi caso se trata más de cómo enfocan su música. Uno de los tríos más solventes en directo, y un estilo personalísimo. Durante la grabación de nuestro disco, estábamos trabajando en las guitarras de "Mamut", que como su propio nombre indica es un tema muuuuy pesado. Pero tiene un par de momentos de pausa, en los que se filtró algo de esta banda. Manuel afinó su guitarra roja en una de esas afinaciones salidas del averno, y tocó un acorde que me puso los pelos de punta. Nos miramos y nos dijimos, "vaya, los Black Rebel".


- Sugar. "Copper Blue". Un amigo me dijo una vez que no podía escuchar un disco de Sugar entero, que acababa agotado. No es de extrañar, porque es como darse todo el rato contra un muro, por la presión sonora que despliega. Después de separarse Hüsker Dü, Bob Mould montó esta banda y se sacó este disco de la manga, que empieza con un puñetazo en la cara, "The Act We Act". A mí me encanta, claro, y hace poco me di cuenta de que algo de esto hay en la versión en directo que hacemos últimamente de "Incursiones". Cuando piso el pedal de fuzz, a veces me acuerdo del comienzo de este disco, cierro filas y pienso "sin fisuras, somos un bloque, aquí no entra ni Dios".



Por supuesto, hay muchas referencias más evidentes. Bajistas como Roger Waters de Pink Floyd, al que elevo mis oraciones cada vez que tocamos "Desinspiración", o Adam Clayton de U2, que creo yo que fue el motivo principal de que me decidiera por el bajo en su momento. Hay un montón de bandas cuya música ha hecho que Havalina sea como es, pero me gusta más cuando mis propias influencias me sorprenden, como sucede en la mayoría de estos casos.

Espero no ser el único sorprendido...

domingo, 19 de septiembre de 2010

Las Hojas Secas

¡Cada vez está más y más próxima la salida de nuestro nuevo álbum!

Y estamos muy ilusionados y muy contentos con cómo está sucediendo todo. Varias personas nos vienen lanzando muchas preguntas, así que dejaremos aquí algunas certezas y pistas sobre el mismo:

- El título del álbum será como el nombre de este mismo post. "Las Hojas Secas" también es el nombre de una de las canciones del mismo. Ha sido grabado íntegramente en los estudios El Lado Izquierdo, con Dany Richter como ingeniero de grabación, y posteriormente mezclado y masterizado por Manuel Cabezalí.

- La fecha prevista de lanzamiento es mediados/finales de noviembre, vía Origami Records (al igual que "Imperfección"). La presentación en directo en Madrid la haremos en diciembre, y sí, será en una sala de un aforo considerable. En cuanto esté todo confirmado lo anunciaremos, y éso va a ser dentro de muy poco...

- Para lo relativo al arte del disco y también a la imagen promocional de la banda, vamos a irnos un fin de semana al Desierto de Monegros con el fotógrafo Alberto Van Stokkum. Aparte de hacer un trabajo formidable, Alberto es un tipo de lo más majo que hay en este mundillo, así que todo apunta a que va a ser una muy grata experiencia.

Y sí, no está bien que lo digamos nosotros pero es un puto discazo. Eso es así.

domingo, 1 de agosto de 2010

Canciones para un desierto.

Mañana lunes 2 de agosto entramos a grabar el que será el sexto disco en la carrera de la banda, y el tercero desde que cambiásemos a ser sólo Havalina y a hacer letras en castellano. Son ya bastantes años en este proyecto, y bastantes personas diferentes las que han pasado y han dejado lo mejor de sí mismas en él.

Toda esta semana pasada hemos estado recluidos en una casa de campo en Rivela, una pequeña aldea de unas pocas casas en la provincia de Pontevedra. Allí, además de disfrutar de tanta naturaleza, tranquilidad y buen clima, hemos podido volcarnos al cien por cien en ultimar los detalles creativos del que será nuestro siguiente trabajo discográfico. Por mi parte, ahora que ya hemos podido juntar todo el material, grabarlo mínimamente en unas demos en directo y atar muchos cabos que aún quedaban sueltos sobre las canciones, estoy empezando a vislumbrar la magnitud de todo el nuevo proyecto. Y estoy realmente contento, muy feliz de estar a punto de entrar a grabar el que creo que es el muy digno sucesor de Imperfección. Y posiblemente, el disco de Havalina más completo hasta la fecha; aunque éso el tiempo lo dirá.

Hay muchas cosas en el apartado de lo personal con las que me siento enteramente identificado en este nuestro nuevo disco. En palabras de Ignacio, en estas canciones hay mucha nostalgia, decadencia, desencanto, bastante violencia (no física, sino emocional) y poca o muy poca lujuria; pero todo ello con un foco de vitalidad y energía encima. En cierto modo, percibo que estamos creando un disco bastante trascendente, que busca tocar la fibra más honda posible, evitando todo signo de frivolidad. Creo que todos estos años de seguir en el mismo camino nos han hecho a ser nosotros mismos sin preocuparnos de nada de lo que sucede fuera, y a sentirnos muy orgullosos de ello y libres de crear en el modo que mejor nos convenga. Y creo que sigue una línea ascendente respecto a nuestros anteriores trabajos, y seguimos limando los detalles que consideramos necesarios para alcanzar nuestra meta, que no es la perfección, sino dejar constancia de cómo sentimos la música y de lo que somos como banda.

La mayor novedad frente a Imperfección es la suma importancia de la inclusión de Ignacio Celma en nuestra formación; o al menos así es como yo lo percibo. No sólo por las líneas de bajos y su sonido, que ahora han hecho que el bajo gane mayor importancia dentro de los temas, sino sobre todo, por el aspecto emocional y la química que se genera en el seno de la banda desde que él entró. Además de ello, Ignacio también se ha mojado en la creación y mejora de algunas letras. Y como novedad, habrá también temas con letras escritas por mi hermano José Juan. El nuevo disco de Havalina es ahora más que nunca, un trabajo de equipo, y eso me hace tremendamente feliz, porque veo que cada uno está aportando lo mejor de sí mismo para que el resultado sea enorme.

El sonido del disco es algo así como la evolución lógica tras Junio e Imperfección. Sigue siendo igualmente contundente y rabioso, pero ahora es aún más oscuro en algunas partes. Hay mucho riff contundente, mucho rock, igual que en Imperfección; mucha "manteca", si se me entiende. Y también muchos momentos de calma e introspección. Y también muchas cosas que hemos querido tomar prestadas de los sonidos más oscuros de nuestros grupos favoritos de la década de los 80. Muchos pasajes instrumentales: la duración media de los temas es sensiblemente mayor, y es que si hay algo que ya tenemos muy claro, es que no vamos a hacer música para escucharla con prisa y/o inmediatez. Cada cosa a su debido tiempo.

Algunos títulos de canciones que ya son definitivos, así para abrir boca :)

Desierto
Mordiente
Las Hojas Secas
La Pared
Objetos personales

El título tentativo para el disco, me lo guardo para más adelante. Me voy a limpiar un poco la casa, poner un par de lavadoras y prepararme para el día de mañana, que será sin duda uno de los más importantes de mi vida.

Manuel.

lunes, 21 de junio de 2010

De qué va Imperfección.

Una de las muchas cosas bellas de la música es que la letra de una misma canción puede admitir tantos significados como personas hay en este mundo. Y en una misma persona podrían, de hecho, darse varias interpretaciones de una misma letra, en función del momento vital de cada una, y supongo que de muchos factores más.

En mi caso, muchas de las letras que hice para Imperfección en su día han ido cambiando su sentido con el paso del tiempo. Diría que hay algunas que incluso pude escribir de un modo inconsciente, y es ahora cuando entiendo qué es lo que había en mi cabeza cuando las puse ahí. Ahora que ya han pasado dos años desde la gestación de las canciones de este disco, he creído que era el momento conveniente para escribir este post titulado "de qué va Imperfección":

IMPERFECCIÓN

Cuando decidimos usar el nombre de está canción como título de todo el disco, no lo hicimos sólo por el aspecto musical, sino también porque a nivel lírico, engloba todo lo que luego va a ser detallado de a poquito. "Imperfección" habla de la imposibilidad del ser humano de colocar sus emociones y sus impulsos en un lugar determinado, constante y fácil, donde puedan convivir en armonía con las emociones y los impulsos de los demás. Es una canción de amor, como la mayoría de este disco, pero no aproximándose al mismo como algo positivo sin más, sino como algo pasional y contradictorio.

AGOSTO EN BOGOTÁ

Escribí este tema, efectivamente cuando estuve en Colombia en el verano de 2008, pero allí era invierno, y no paraba de llover. Mi hermano me dijo, después de escuchar las demos del disco, que se trataba de unos temas muy invernales, y pensé que era gracioso que en Bogotá, en agosto, fuese invierno.

Agosto en Bogotá es una de las últimas letras que hice para este disco, y creo que es la que, además de tratar una situación personal determinada hacia una persona que está lejos (en concreto, "al otro lado del charco") también intento poner un poco de cómo siento la vida y las cosas. Ahora, un poco más cerca de los 30 años, uno se da cuenta de que sigue siendo joven, pero ya no tanto. Comienza esa época, al menos para mí, en la que empiezo a sentir el peso de las cosas, frente a la liviandad que había sentido por todo desde que nací.

INCURSIONES

Incursiones habla sobre el deseo mayúsculo que por aquel entonces sentía hacia una determinada persona de mi vida, muy importante. Tengo la imagen de ese edredón y de ese radiador grabada en mi mente para siempre, y como tal, es una canción que pretende transmitir, en todo momento, esa imagen. Me gustó mucho como interpretó Gonzalo López-Gallego aquello que habíamos hecho nosotros, y si bien es cierto que no es la misma imagen que había en mi cabeza, es otra perfectamente válida.

SUEÑOS DE ESQUIMAL

Normalmente nunca soñamos con las personas adecuadas, o al menos con la que socialmente se verían como "correctas". Siempre tendemos a vernos con personas extrañas en situaciones límite en nuestros sueños, y es curioso darte cuenta de cómo tu subscosciente te traiciona, y por las noches tu mente viaja a personas y lugares que creías (o mejor dicho, deberías) haber olvidado. "Sueños de Esquimal" habla precisamente de éso, pero aceptándolo con gusto. Es una canción muy vitalista, en cierto modo la más luminosa de todo el disco.

LEJOS DE TU CAMA

Creo que compuse esta letra en menos de dos minutos. Cuando las situaciones personales acucian, parece que tenemos que vomitar todo aquello de la manera más rápida posible, y en cierto modo supone un gran alivio. Al igual que en Imperfección, de nuevo vuelve la imposibilidad de dos personas de congeniar sus deseos, y ahí es donde se produce la ruptura, pero no como solución, sino como única solución posible, pero no por ello buena.

6.00 AM

Acabar la noche en la cama equivocada, supongo. Desear que sean las 6 de la mañana, que se haga de día, para marcharte de allí y no volver nunca más. Afortunadamente no es algo que suela pasarme a menudo, pero viene siendo un mal muy común en nuestras generaciones.

VIDA MAQUINAL

Si "Agosto en Bogotá" es el peso, "Vida Maquinal" es la liviandad absoluta. El deseo de pasarlo bien, sin más, sin comprometerse ante nadie ni ante nada. Los seres humanos nos vemos constantemente oscilando de un lado a otro de esta balanza. Yo mismo compuse esta canción en febrero de 2008, si mal no recuerdo, y creo que representaba totalmente mi momento actual, y sin embargo, a los seis meses estaba reclamando para mí que era necesario que nada de lo que hubiese en mi vida fuese frívolo y pasajero, y entonces apareció "Agosto en Bogotá". Podemos entender a un ser humano fácilmente durante un instante corto de tiempo, pero entender su evolución, cómo van cambiando sus puntos de vista y sus anhelos, ay, eso ya es siempre mucho más complicado.

SÓRDIDO

Hace poco leí una crítica de Imperfección (no recuerdo bien el lugar, lo siento) en el que se centraban especialmente en el mensaje de esta canción, y quedé fuertemente impresionado por cuánto se parecía lo que allí había escrito a lo que yo había pensado cuando hice esta letra. ¿Nunca habéis estado de noche en el garito de turno, y a eso de las 5 de la mañana os da por mirar alrededor y fijaros BIEN en todo, y os dais cuenta de lo absurdo que es todo? Hice la canción un día, la dejé sin título, y a la semana, me pasó exactamente ésto, y la palabra que me vino a la cabeza fue "sórdido".

DESINSPIRACIÓN

Letra psicodélica sobre una canción altamente psicodélica, supongo que "Desinspiración" es la letra con menos intención de contar nada directamente relacionado con mi vida, sino más bien con la inspiración en general, con el proceso que sucede en la vida de uno mientras las canciones van apareciendo en nuestras cabecitas. La palabra desinspiración me parecía graciosa, rimaba con imperfección, no existía, y además resumía bastante bien esos momentos donde la inspiración aparece por un momento, en una habitación de hotel en medio de una gira, pero al poco tiempo sucede algo que hace todo se diluya, y te deja a medias, con esa idea colgada. Ésto viene siendo una constante en mi día a día; vivo con muchas cosas en la cabeza al mismo tiempo, y me cuesta mucho encontrar tiempo para abarcar menos y apretar más. Por eso muchas veces las canciones se van cocinando lentamente en mi cabeza, de rato en rato: mientras viajo en el metro, mientras escucho otras canciones, o mientras agarro una guitarra cuando estoy en mi casa con mis gatos. Van llegando como flashes que uno debe capturar de la mejor manera posible, y luego juntarlos todos aunque muchas veces no sea para nada fácil. A menudo suelo grabar melodías y letras cuando voy por la calle, y suele ser graciosa la cara de algunos transeúntes :P

MIEDO AL AGUA

Miedo a tirarse a la piscina, a meterse en algo "hasta las manos", como dirían en Argentina. A mojarse, en definitiva. Y no sólo por sentirse vulnerable, sino también por el miedo a tirarse a la piscina por alguien que luego quizá no quiera tirarse por ti cuando llegue su momento de hacerlo, y la consecuente sensación de abandono y desilusión.


jueves, 22 de abril de 2010

Los cacharros y su importancia relativa.

Me viene pasando desde hace algún tiempo que bastante gente que también se dedica a lo mismo que yo se interesa por saber qué guitarras, qué pedales y qué amplis estoy usando para conseguir un determinado sonido. Yo mismo, muchas veces me he interesado de esa misma manera por el instrumental usado por ciertos guitarristas que admiro, con lo cual puedo asumir esto como un halago :)

En cualquier caso, después de haber visto el mismo material en diferentes manos, con resultados tan sumamente dispares, mi única conclusión es que el sonido está en la cabeza y en las manos, y que las guitarras, los pedales, y los amplis, son sólo las herramientas que nos permiten alcanzar aquello que está en nuestra cabeza, pero que son sólo eso: un medio para llegar a un sitio, pero nunca un destino final.

Lo mismo sucede con las producciones de discos: hay estudios maravillosos que disponen de las mejores tecnologías y los mejores espacios, y sin embargo, nada de ésto vale si no hay alguien con un concepto claro detrás de esos mandos. Lo mismo ocurre con los músicos que graban: al final las bandas y los discos suenan, no porque se haya grabado con previos de 2000€ y en cinta analógica, sino porque los músicos tocaban de aquella manera.

Lo importante es conocer el instrumento que uno toca, aprender a usarlo, a sacarle el mayor partido posible, explorar todas sus posibilidades, y encontrarse a uno mismo reflejado en él. Más allá de eso, las marcas, los modelos, el dinero que uno se gasta en el equipo que tiene, son sólo herramientas de trabajo, pero no por ser más caras o más prestigiosas te harán mejor guitarrista. Lo que te hace mejor guitarrista es estudiar y practicar, y poner pasión (y humildad) en ello.

De cualquier modo, para los curiosos, y porque me apetece (¡je!) os pongo por aquí una lista de lo que vengo usando últimamente:

Algunas guitarras:

*G&L Telecaster Tribute: Ésta es la guitarra que más uso en Havalina, de hecho tengo dos iguales para cubrirme las espaldas en los conciertos. Tiene algo más de ataque y de cuerpo que una Fender Telecaster normal, y la relación calidad precio me parece excelente (probablemente sea así porque G&L no es una marca tan conocida como Fender)

*Greg Bennet AV-1: Uso esta guitarra exclusivamente para tocar los temas afinados en DO abierto (Imperfección, Incursiones, Miedo al Agua...) Para ello uso un calibre mayor (0.13 en la prima, 0.56 en el bordón) y pastillas humbucker. De nuevo, la relación calidad-precio de esta guitarra es muy buena: se trata de una guitarra bien barata (creo que nueva sale por unos 300€) está muy bien construida y además aguanta muy bien esta afinación y este cordaje tan extremo.

*Fender Jazzmaster Made in Japan: No tan usada en Havalina, pero sí en muchos otros proyectos (ha hecho toda la gira de Russian Red, la de Christina Rosenvinge en su día, y ahora también la he usado mucho para grabar el nuevo disco de The Cabriolets) Es una de mis guitarras de cabecera, muy especial en su sonido y muy bien construida. Y la palanca de vibrato es espectacular :)

Algunos pedales:

*Proco Rat original de los 90 (NO las reediciones cutres de después!): Sobre este pedal es donde está construido todo el sonido saturado de Havalina. Lo uso en una configuración bastante suave, en realidad (en canciones como Sueños de Esquimal o Sórdido el potenciómetro de la ganancia no supera un cuarto de su total, mientras que los temas más saturados como Incursiones o Desinspiración no superan la mitad de su recorrido) aunque una cosa que he notado de este pedal es que es muy sensible a la intensidad con la que uno toca. En mi caso, mi mano derecha suele tocar muy fuerte y constante sobre las cuerdas, y por eso suena potente con muy poca necesidad de ensuciar. Es algo que me encanta, porque es especialmente respetuoso con el timbre original de la guitarra, y permite conseguir un sonido potente a la vez que definido.

*Compresor de Boss CS3: Nunca he usado este pedal como su supuesto uso, porque soy bastante partidario de que el mejor compresor de un guitarrista es su mano derecha. En su lugar, uso este compresor antes de la distorsión, en una configuración bastante radical, a modo de booster, que más que subir el volumen, hace que llegue más señal (aún) al RAT, y de este modo el sonido se haga más compacto. Perfecto para solos o parte más fuertes, donde quieras tener la guitarra un poco más adelante en la mezcla, pero no por ello más alta de volumen.

*TC Electronics Nova Delay: Un pedal de delay digital que tiene un timbre muy bonito y natural, y que además posee todas las opciones imaginables en un pedal de delay. En Havalina el delay es el efecto por excelencia, así que este pedal se ha convertido en un elemento imprescindible.

Algunos amplificadores:

*Fender Super 60: Junto con un pequeño Harley Benton de 5W a válvulas, son los dos amplis que usé para grabar Imperfección. El fender super 60 es un ampli bastante oscuro de timbre, y con un sonido peculiar, nada parecido al estándar de Fender.

*Fender The Twin: Mi último gran descubrimiento, gracias a Ignacio que me lo ha prestado. Más o menos, algo así como el hermano mayor del Fender Super 60. Ambos son de la misma época (finales de los 80-principios de los 90) y comparten ese sonido oscuro y bastante grueso. Ambos, curiosamente, son amplis con bastante mala reputación dentro del mundillo, pero sospecho que el motivo es que no suenan a Fender.

*Fender Hot Rod Deluxe: He aquí uno de los mejores amplis, bajo mi punto de vista, en relación calidad-precio, en lo que a sonido se refiere (me refiero exclusivamente al canal limpio, la distorsión no es muy allá) Éste sí que es muy estándar de Fender, y en lo que a sonido se refiere, creo que puede competir con amplificadores mucho más caros. Aunque empiezo a sospechar, después de que me haya dado algún que otro problema, y que algunos de conocidos también, que en lo referente a fiabilidad y construcción, es algo deficiente.

Que la música os acompañe! :D

Manuel

lunes, 19 de abril de 2010

El pequeño gran bajista


¡Qué bien lo pasamos! ¡Qué risas nos echamos!
Otro fin de semana más de carretera y manta. De cargar, descargar, conocer gente estupenda, dormir poco, etc. Otro fin de semana de Rock havalino.

Esta vez ha sido Almería y Estepona.
Nos han cuidado de maravilla. Sobre todo la gente de Lili Marlene y La Baca Pop en Almería y los chicos de Oh Trikelians, una gran banda de Estepona.

Ignacio se lo ha perdido por obligaciones laborales, pero hemos tenido el privilegio de llevarnos a Nahúm como sustituto.

Suena de coña llevar a un sustituto que resulta ser el bajista que grabó el disco.... Así que las gracias ya empezaron antes de irnos, con frases como "¿te has sacado bien los bajos o necesitas ayuda?".

En el local de ensayo, se me hacía raro ver a Nahúm en frente tocando de nuevo esos temas. Seguro que es porque hemos cambiado de local desde que él se fue. Pero el viernes, desde que cargamos el equipo en la furgo, nada fue raro...
Fue empezar el viaje y volvían viejas gracias de furgoneta que había olvidado.
Y sobre todo fue en el escenario cuando me di cuenta que este pequeño gran hombre sigue siendo otro Havalino más. Ya no sólo porque me era muy familiar tocar con él esas canciones, si no también porque las toco como si nunca lo hubiera dejado de hacer.




Los dos conciertos salieron genial. Mucha energía en el escenario y también entre el público. Tanta, que Manuel y Nahúm decidieron bajarse entre el público para compartir esa energía más de cerca......¡Envidia me daban!


viernes, 9 de abril de 2010

Berlin


Acabo de volver de Berlín, y todavía en estado de shock os dejo aquí unas fotitos y mi lista personal de cinco canciones berlinesas.

- Lou Reed: "Berlin", por motivos evidentes...


- U2: "Stay (Faraway, So Close)", BSO de la película de Win Wenders




- Leonard Cohen: "First, We Take Manhattan" (then we take Berlin...)



- David Bowie: "Heroes", de su trilogía berlinesa en los estudios Hansa con Brian Eno. La versión larga, no seais perezosos... :D




- Fischer Z: "Berlin", de "Red Skies Over Paradise". Me encanta este disco (otra herencia fraternal), muy político, acerca de la guerra fría y la situación que se vivía entonces. Ahí va la letra de este tema, del inclasificable John Watts:

These sore red eyes explore the room again.
The signed pictures of film stars who stayed here in eras
that knew of no wall.
Berlin...Berlin... Berlin...Berlin...

Part of the old world lives
On this island in Germany
And still out there through the window at six in the
morning. The essence survives.
Berlin...Berlin... Berlin...Berlin...

Come they told me, down to the dark clubs at night
They'll surprise you , the one's who are asleep when it's light
So outrangeous, like tropical birds in a cage
Out from underneath their stones.
Berlin...Berlin... Berlin...Berlin...
Berlin...Berlin... Berlin...Berlin...

Young faces new ideals, in search of paradise
They merge into the history, the theatre of memories
that make up the feel of
Berlin...Berlin... Berlin...Berlin...


Podéis informaros un poquito más de esta banda en http://musicaparaleer.blogspot.com/2009/05/recordando-afischer-z.html, un blog muy recomendable.




Por otro lado, el día 5 tuve la suerte de asistir al concierto de Why?, grupo de los States, eclécticos y sorprendentes en todo momento. Ahí va su miespacio: http://www.myspace.com/whyanticon

Tuvieron como teloneros a un grupo alemán, que les acompaña en toda su gira europea, I Might Be Wrong. Con ellos me llevé la sorpresa del viaje. A pesar de su juventud (en apariencia, al menos) tienen un directo tremendo. Me pillé dos disquitos y en su faceta de estudio resultan impecables. Me han encantado, así que seguro que a alguien más por aquí le gustarán: http://www.myspace.com/youmightbewrong

Para colmo, el concierto era en el teatro de la foto. Gran noche, pardiez!!



Abrazos,
Ignacio

martes, 30 de marzo de 2010

Indie cañí en los 90

Hace unos días Nahúm se marcó un tanto con una lista en Spotify con música de los ´90. Y como resulta que uno, que ya es talludito, vivió con cierta intensidad aquello que se dio en llamar el "indie" o la "música alternativa" española en esa década, y esto de las listas es algo contagioso, pues aquí estamos, en plan abuelo Cebolleta, que a mí me va bastante.

Mi hermano mayor se casó en Octubre del ´94, y a modo de despedida, se vino conmigo, algún que otro primo y unos cuantos amigos a un festival, el Serie B, que empezaba a organizarse por aquel entonces en Pradejón, pequeño pueblo cercano a Calahorra, en La Rioja, que es donde yo me crié (angelito...). Allí había una sala, La Imagen, regentada por unos cuantos locos que organizaban conciertos con los grupos más selectos del underground nacional, e internacional. No se cómo demonios lo hacían, pero siempre parecían ir un paso por delante. Los que pasaban por allí, a menudo se convertían en grupos mucho más conocidos, o en grupos de culto míticos. En el 93 el festival se organizó en varios fines de semana, y el cartel se compuso por Lagartija Nick, Penelope Trip, Las Vívoras, Parkinson DC, Vancouvers y Nuevo Catecismo Católico. Todos grupos que después adquirieron gran reconocimiento, pero que entonces no los conocía ni el tato. Y en La Rioja ni te cuento.

El caso es que al año siguiente (el de la boda de mi hermano), van los de La Imagen y organizan el festival en un solo fin de semana en Octubre, con el siguiente cartel: Yo La Tengo, Young Fresh Fellows, Corcobado, El Inquilino Comunista, Manta Ray, Los Buges, Lord Sickness, Sunflowers, El Niño Gusano, Eliminator Jr., My Criminal Psycholovers, El Regalo De Silvia, Los Hermanos Dalton, Penelope Trip, Vancouvers, Patrullero Mancuso, Yogur, Psilicon Flesh, Dum Dum Boys, La Buena Vida, y alguno más que se me queda por ahí. Yo me había pasado un año de universitario en Madrid apatrullando las salas de conciertos como loco, y empezaba a devorar con efervescencia de adolescente la música que por entonces rompía con el coñazo del pop de los 80 y de la movida. Cuando vi ese cartel no daba crédito. ¿Yo La Tengo tocando a 10 km de mi pueblo, en una sala con menos de 500 personas? Pues sí, y se marcaron un concierto inolvidable, largo, con una primera mitad tranquila y oscura, hipnótica, de la que nos sacaron de pronto con un arranque de rabia y de ruido que nos mandó a todos a casita con la boca abierta.

Por esa sala y ese festival pasaron grandes nombres internacionales como Luna, Grant Hart, Fugazi, Arthur Lee And Love, The Posies (qué borracheras con ellos, madre mía...), The Godfathers, The Lyres, Mark Eitzel, Guided By Voices, DM3, The Headcoats, Gallon Drunk, Walkabouts, Stereolab, Kim Salmon, Pere Ubu, Giant Sand, Mark Lanegan... Podría seguir y seguir, y la lista de grupos nacionales no cabe aquí, pero el caso es que esa sala es responsable en gran parte de que yo me dedique a esto de la música, y concretamente al tipo de música que hace Havalina, y no a tocar el bandoneón en una orquestina. Y éste es un lugar tan bueno como cualquier otro para reconocerle su mérito a La Imagen, al festival Serie B, y al equipo que lo mantuvo en pie todos esos años maravillosos. Fue un bastión de ese "indie" español, que tuvo grandes grupos, la mayoría desaparecidos, y mucha morralla también, que todo hay que decirlo.

Haciendo memoria, y después de tantos años, no creo que se pueda decir que existiera una escena definida, ni en Gijón, ni en Zaragoza, ni en Granada, sino que surgieron algunas bandas significativas alrededor de las cuales es normal que aparezcan varios satélites. La música comenzó a surgir con cierto carácter reaccionario frente a las bandas y a la industria consolidada desde los 80, y es curioso que aparecieran tantas bandas fuera de Madrid, cosa que hasta entonces no era habitual, y aunque los nuevos grupos se fijaban en ciertas bandas clave de la escena "underground" internacional (Sonic Youth, Pixies, Pavement, Velvet Underground, Hüsker Dü...), había grandes dosis de experimentación y personalidad. El 92 nos trajo dos discos que a muchos nos cambiaron el rumbo: "Slanted And Enchanted" de Pavement y "Dirty" de Sonic Youth (así lo reconocía Juan Ugarriza en Kool´zine, fanzine de la época), y grupos como Nirvana y Pearl Jam ya habían cambiado el concepto que se tenía entonces de la música comercial. Por aquí tuvimos nuestra particular bisagra entre los 80 y lo que vendría después en los 90 mediante la figura de los Surfin´Bichos. Sin embargo, los nombres mas reconocidos del indie español muy pronto adquirieron un carácter propio, y en ningún caso hubo un estilo homogéneo. Los Planetas, Manta Ray, Australian Blonde, El Inquilino Comunista o Sexy Sadie no tienen mucho que ver entre sí estilísticamente hablando. Y de la laaaaarga lista de grupos de Gijón podemos sacar otra lista tan larga de diferentes estilos. Comparen a Kactus Jack con Penelope Trip y ya me contarán.

Para los que no tuvieron la suerte de disfrutar de todo ese montón de música y de tantas ideas tan divertidas (al menos yo me divertí mucho), aquí os dejo mi lista personal del indie cañí de los 90. No son las canciones que más me gustan de esa década, ni pretendo calificarlas como mejores que otras (cosa absurda, se mire como se mire), ni son las más significativas (tendría que poner el "Chup Chup" y "Mi Hermana Pequeña", y no me da la gana). Además, faltan una barbaridad de nombres que tendrían que aparecer en cualquier lista convencional. Simplemente son momentos especiales, recuerdos, sudor de conciertos, enamoramientos juveniles, borracheras, esas cosas que se quedan pegadas a las canciones. Y para los que lo vivieron como yo, espero que estas canciones les arranquen una sonrisa, al menos. No vais a encontrar muchas en Spotify, pero eso las hace más valiosas, ¿no?


- Australian Blonde. “Cosmic”, de “Aftershave”. 1994.
- Cancer Moon. “Girl”, de “Flock, Colibri, Oil”. 199.
- Chucho. “El ángel inseminador”, de “78”. 1997.
- Corcobado. “Catorce”, de “Arco Iris de Lágrimas”. 1995.
- Doctor Divago. “Piloto sin red”, de “Danzas de moda”. 1995.
- El Hombre Burbuja. “Braile”, de “El Hombre Burbuja”. 1999.
- El Inquilino Comunista. “The fall”, de “El Inquilino Comunista. 1993.
- El Niño Gusano. “El Rey ha muerto”, de “El efecto Lupa”. 1996.
- Elephant Band. “I´ve been wasting my time”, de “For Cold Days”. 1998.
- Eliminator Jr. “17% Tony”, de “Chándal”. 1994.
- Insanity Wave. “Good Policy”, de “Go-Off”. 1994.
- Lagartija Nick. “La Curva de las Cosas”, de “SU”. 1995.
- Lord Sickness. “X-Cuse/Ba ba, you!”, de “Neumotorax”. 1995.
- Los Planetas. “La Caja del Diablo”, de “Super 8”. 1994.
- Manta Ray. “O.F. King”, de “Pequeñas Puertas que se abren y pequeñas puertas que se cierran”. 1998.
- Mercromina. “Sacacorchos”, de “Hulahop”. 1996.
- Penelope Trip. “Infanticida”, de “¿Quién puede matar a un niño?”. 1996.
- Sexy Sadie. “My Bike”, de “It´s Beautiful, it´s love”. 1998.
- Surfin´ Bichos. “Qué clase de animal”, de “Fotógrafo del cielo”. 1991.
- The Pribata Idaho. “Bird on a Tree”, de “Sueroine”. 1994.
- Yellowfinn. “Abdominicer”, de “Descubrimientos asombrosos”. 1995.

lunes, 22 de marzo de 2010

Havalina por Carmen Hierro

El día 5 de marzo tuvimos la suerte de tocar en Caracol ante una sala abarrotada de público. Sabíamos que iba a ser una fecha especial para nosotros, y por ello intentamos no sólo ofrecer un concierto digno de ese público, sino hacer que la experiencia también fuera interesante a nivel visual. Para ello nos rodeamos de un equipo excelente de profesionales, a los que desde aquí queremos agradecer una vez más su esfuerzo. No es éste el lugar para mostrar la lista completa de sus nombres, pero esperamos que pronto podáis conocerla en los créditos de la grabación que hicimos de ese evento. Porque el trabajo visual no queda solamente en las proyecciones que se puedieron ver en la sala, sino que lo capturamos todo con 8 cámaras (sí, había 8, algunas muy bien escondidas :D) y estamos en el proceso de montaje de todo ese material para que el que no pudo asistir lo disfrute, y el que asistió lo recuerde de la mejor manera posible.

Hasta entonces, lo que sí podemos ofreceros es algunas fotografías de Carmen Hierro, que además de ilustrar libros de cuentos imposibles en sus ratos libres, es una excelente fotógrafa que en Caracol nos hizo el inmenso honor de mostrar su particular punto de vista de lo que es Havalina en un escenario. Sus imágenes transmiten la tensión y la intensidad que nosotros sentimos tocando ante vosotros.







Esperamos que os gusten tanto como a nosotros. Ésta es solo una pequeña muestra del millar de fotos que nos pudo hacer ese día, en breve podréis disfrutar de muchas más en nuestro myspace. Si os interesa el trabajo de Carmen, por aquí podéis encontrar algunas de las cosas que hace:

http://ob-art.com/artists/carmen-hierro/entries/136-amor-y-lujo

http://ob-art.com/artists/carmen-hierro/entries/137-gramatica-interior

http://ob-art.com/artists/carmen-hierro/entries/138-engranaje

http://ob-art.com/artists/carmen-hierro/entries/139-las-casas-del-tiempo

http://ob-art.com/artists/carmen-hierro/entries/140-el-paseito

http://ob-art.com/artists/carmen-hierro/entries/141-venus

http://www.nexo5.com/n/len/0/ent/556/estampa-2007-mas-alla-de-la-estampa

http://www.espacio-abierto.com/Artistsfile/Carmen/CarmenHierro-site.htm

http://exposicionesenzaragoza.blogspot.com/2008/02/exposicin-de-carmen-hierro-en-la-galera.html

Miedo a lo desconocido.

Sentir aversión por lo que uno no entiende es una de esas reacciones inmediatas típicas del ser humano. Uno puede caer muy fácil en ello, y realmente, hay que entrenar para no hacerlo, porque hay pocas cosas más cobardes e injustas que éso.

De vez en cuando me intereso por leer lo que se escribe sobre la música en diferentes medios, ya sean blogs, webs musicales, prensa escrita, o incluso comentarios que uno puede leer aquí y allá, y constantemente detecto ese miedo a lo desconocido.

Me impacta mucho leer comentarios tan destructivos como los que de vez en cuando leo. Por poner un ejemplo, en mi época como guitarrista de Russian Red, quedé bastante horrorizado sobre ciertos comentarios referentes a su música, y lo que es aún peor, a su persona. También he leído críticas musicales sobre discos que me han hecho lo que soy ahora, impregnadas de un completo desconocimiento de lo que se está hablando.

En general sucede que las cosas que logran mayor éxito entre el público, también suelen lograr mayor aversión. La envidia, desde luego, es una de las primeras causas y aún así, añadiría que se debe también al hecho de querer destruir lo que uno no entiende, a modo de autodefensa. Es en cierto modo parecido a lo que sucede con las personas que tienen aversión a los extranjeros y a los homosexuales, por poner un ejemplo.

Es muy razonable, y muy lícito, que algo no te guste, que no sintonice con tu sensibilidad, y uno es libre de expresarse como quiera y cuando quiera (y yo lo estoy haciendo ahora mismo), pero cuando uno lo hace de ese modo, tirándolo abajo de un plumazo, rozando el insulto (o tocándolo), usando expresiones como "odio a tal grupo", o "detesto a tal artista", denota una carencia significativa en la persona en cuestión. Y también una falta de respeto hacia mucha gente.

Hace tiempo que he aprendido que los prejuicios son una de las cosas más nocivas en el ser humano, y también una de las mayores causantes de nuestra infelicidad, y por lo que a mí respecta, cuanto más lejos mejor. El radicalismo y pensar que lo de uno es lo mejor (ejemplo de ello serían los fans de una banda que inmediatamente consideran inferiores a todas las demás bandas) es igualmente propio de personas necias.

Afianzarse en el odio es barato y estúpido; criticar destructivamente algo que uno no entiende o no comparte, es igualmente estúpido, porque en el mundo existen tantos tipos de personas como número de las mismas, y ha de haber música para todas ellas, y ésta ha de ser respetada. A día de hoy me asiento tranquilamente en mi sitio, y recibo con positividad todas las cosas de la vida; uno no es más feliz por tener más, sino por apreciar lo que tiene, y la primera manera de lograrlo es manteniendo una actitud positiva ante las cosas nuevas y viejas. Y si no, que se lo pregunten a mis gatos, ¡ésos sí que son listos!.

domingo, 7 de marzo de 2010

Evol


Tenía 12 años la primera vez que escuché algo de Sonic Youth. Fue en 1994, gracias a una cinta de cassette grabada por una compañera de clase de mi hermana, que seguramente había estado pegada a la radio con un dedo en el botón de PLAY y otro en el de REC, esperando a que sonase algo interesante y digno de ser registrado para ser oído más adelante.

Recuerdo que la canción en cuestión era Bull in the Heather, de su por aquel entonces último disco titulado Experimental Jet Set, Trash, and No Star. No fueron necesarios más de cinco segundos para que el adolescente que era yo quedase absolutamente prendado de la sonoridad de todo aquello. No entendía una palabra de inglés, pero me daba igual; me resultaba sensual, oscuro, atrevido y diferente a todo lo que había oído hasta entonces.

Mi hermano mayor, al que le debo muchas de las cosas que ahora sé, se percató rápidamente del asunto, y para mi 13º cumpleaños me regaló "Dirty". Desde entonces podría decir que Sonic Youth es, en cierto modo, mi banda favorita, o al menos aquella a la que siempre he vuelto una y otra vez, y de la que nunca me he cansado, ni me cansaré.

A mis 18 años, llegaría el otro gran descubrimiento de este grupo, que es el disco que da título a esta entrada de nuestro blog, Evol. Es un disco oscuro, pero a la vez lleno de luz. Cada vez que lo escucho, hay múltiples sensaciones dentro mí. Es un ejemplo vivo y claro de porqué la música no debe ser siempre inmediata y sencilla; lo maravilloso de la música de Sonic Youth es que admite todo tipo de interpretaciones desde un punto de vista emocional. Es difícil de explicar, pero hay algo en este disco que llega mucho más adentro de mí que la mayoría de la música que suelo escuchar. No son sólo las letras, las melodías, o los ritmos, es sobre todo la sonoridad.

Ay, la sonoridad... Podría escribir parrafadas inmensas sobre el enorme poder que tiene la sonoridad de la música sobre el oyente.

Casi toda la música pop y rock actual se centra especialmente en las melodías, las letras y los ritmos, y dejan que los mismos clichés y fórmulas de siempre se hagan cargo de "cumplir" en el apartado de la sonoridad. No siento que haya mucha experimentación ni investigación al respecto, ni una búsqueda de una sonoridad especial y distintiva. Es como si dejasen de lado la parte subconsciente y se preocupasen sólo de enfatizar lo que es fácil de hacer llegar a los demás, lo que cualquiera, en cualquier momento de su vida, podría entender. Tremendo error, en mi opinión.

La buena música requiere tiempo, atención y cariño por parte del oyente. No siempre los mensajes son fáciles de hacer llegar, ni siempre el mensaje es el mismo. Dejar algunas cosas abiertas a una posible interpretación implica un compromiso infinitamente mayor entre la música y su oyente. Los lazos de este compromiso son mucho más duraderos, y sus raíces hondas.

La música "masticada" suele entrar más fácilmente en una primera escucha, y generalmente cumple una función clara. Su mensaje es conciso; ejemplos de ello serían:

- "ésta es una canción triste"
- "ésta es una canción desenfadada"
- "ésta es una canción para gente enamorada"
- "ésta es una canción para bailar en los bares"

Entiendo la funcionalidad de todo esto, aunque por mi parte suelo sentir algo así como si me dijeran "eres tonto y por eso te lo ponemos tan fácil" cada vez que cosas así me llegan a mis oídos.

Sonic Youth nunca fue un grupo fácil, requiere un alto compromiso por parte del oyente, e incluso con todo ello, no conectará con todo el mundo (a pesar de que llenen festivales, creo que ello se debe en su mayoría a su condición de grupo de culto; siempre he tenido la impresión de que buena parte de la gente que se acerca a verles no conoce a fondo ni uno solo de sus discos). Conmigo conectaron, desde el primer minuto, y siempre me he sentido algo así como afortunado de poder disfrutar de un grupo con una carrera tan extensa, y que a día de hoy siguen en activo, y haciendo verdaderos discazos. ¿El secreto de seguir haciendo buenos discos tras 30 de años carrera? Probablemente, hacer única y exclusivamente lo que les apetece.

viernes, 12 de febrero de 2010

Actitud.

A menudo suelo oír hablar sobre la "actitud" de un grupo encima de un escenario. Frases del estilo de "este grupo tiene actitud" suelen venir frecuentemente a mis oídos, y suelo preguntarme qué es exactamente éso de tener actitud.

Por mi parte la única actitud que ejerzo es la de ser yo mismo, la de dejarme llevar por la emoción de estar encima de un escenario y dejar que la adrenalina fluya, poniendo a la vez en práctica todo lo que sé hacer de la mejor manera posible, y trabajando en todo momento para que la canción y el momento sean inmejorables. Supongo que éso podría considerarse una "actitud", aunque yo más bien lo veo como lo más honesto y sincero que puede salir de mí en el momento de interpretar mi música para que otros la oigan, la vean y la sientan. Suelo sentirme liberado encima de un escenario, inmensamente feliz de estar ahí, con esa sensación de satisfacción y plenitud que nada más me suele dar; como si mi estatus natural fuera ese, y el lugar al que pertenezco.

Más allá de todo eso que comento, todo lo demás se me antoja pura pose: tratar de exagerar algo que está sucediendo, o en muchos casos fingir qué está pasando algo que en verdad no está pasando, con el fin de transmitir un mensaje, de hacer llegar algo con mayor facilidad, pero a cualquier precio. Aunque respeto y entiendo que ésto se haga (y que guste, en general) no es algo que sintonice en absoluto conmigo. La procesión se lleva por dentro y ésto se nota fuera, ése suele ser mi lema, y así es como siento que todo sale de un modo mucho más intenso y natural.

Por mi parte hace tiempo que dejé de preocuparme por ser "divertido" encima de un escenario; hace poco leí una crítica sobre un concierto nuestro que decía que no somos un grupo con "actitud rock", y sinceramente, me pareció bastante erróneo, aunque respeto que cada uno piense y escriba lo que le plazca. No creo que la actitud de uno sea algo reprochable, cada uno es como es y lo exterioriza como quiere y como puede. No quiero para mí el postureo que conlleva dicha actitud rock a la que creo que se refieren, y no creo que tenga un solo motivo para hacerlo. Somos un grupo llenísimo de emociones en lo musical y en lo personal, con mucho trabajo a nuestras espaldas y que ponemos toda la ilusión en todo lo que hacemos, y con eso creo que es más que suficiente. No creo que nos haga falta ninguna actitud concreta para demostrarlo, salvo la de ser nosotros mismos. Y para muestra, un botón:

Gracias a Virginia por la foto... :)