lunes, 1 de septiembre de 2008

Hay calidad

...y de sobra. Otra cosa es que alguna gente -escépticos, en su mayoría- no sepan donde buscar, o quizá no quieran encontrar.

Durante este último año he leído en multitud de ocasiones el típico comentario de "por fin algo bueno en el desolado panorama musical español"; por supuesto, no refiriéndose a nosotros la mayoría de las veces sino a otras bandas que cosechan mayor éxito que Havalina.

De cualquier modo, independientemente de a quién se refiera el comentario, no estoy seguro de entender a qué se refiere, ni por qué. Yo también soy exigente a la hora de considerar que algo es "bueno", y me considero una persona con bastante bagaje musical y experiencia (sobre todo desde dentro del tinglado) como para que mi opinión al menos sea válida, aunque siempre sea una simple opinión, y aún así no paro de maravillarme ante muchas de las propuestas que me rodean.

Hace poco leí una entrevista a cierta banda en la que uno de ellos decía que, históricamente, las grandes bandas del indie español habían salido de otras ciudades que no eran la capital. Y yo me pregunto si ese tipo está viviendo lo mismo que yo. Por ese motivo, me he propuesto escribir un post presentando tres de mis propuestas favoritas de esta ciudad, Madrid.

Proyectos como Russian Red o Vetusta Morla son los que más están dando que hablar, y bajo mi punto de vista y el de la gran mayoría, merecidamente. Pero hoy quiero centrarme no en esos que todos conocemos, sino en esos otros semidesconocidos, que por un motivo u otro no han obtenido el favor de público y crítica, y que no por ello han dejado de dedicarse a ello con la mayor pasión posible. Sobre todo me gustan aquellos que directamente hacen lo que quieren hacer y lo hacen bien, sin preocuparse de la industria, de caer bien o de hacer amigos en myspace; lo que viene siendo, bajo mi punto de vista, la música en su estado más auténtico. Y es que hay mucha música y muy buena que se mueve detrás de los promotores de festivales, los managers, las webs de música, y demás personajillos de la industria.

Por no querer ser demasiado extenso (y creo que ya lo estoy siendo) he querido centrarme sólo en estas tres bandas. Y creo que en ellas, el oyente que aún no las conozca, encontrará mucho terreno por explorar, y mucho mucho placer. Y es que en Madrid, señores, hay calidad de sobra:



Para mí, el mejor grupo de esta ciudad. Evidentemente, en este comentario estoy siendo absolutamente subjetivo y parcial. No se me parecen a (casi) nada, y cada cosa que hacen, por pequeña o estupida que pueda parecer, a mí me resulta grandiosa. Y en cierto modo, son grandiosos. Les desubrí en directo hace ya más de cinco años, cuando acababan de publicar su primer album, y me dejaron absolutamente despeinado y desconcertado.

Tres tipos haciendo música sin concesiones, sin estribillos, sin preocuparse por otra cosa que no sea hacerlo bonito y bien. Discos grabados en directo, y mucha, mucha, insisto MUCHA cera en cada concierto (y muchos cables y cacharros raros) Pasen y vean.




De un extremo a otro, me voy ahora con uno de los directos que más boquiabierto me han dejado en el último año. Como ellos mismos dicen, Ringo es un grupo de pop fuertemente influenciada por la música americana de raíces. Sea lo que sea, la primera vez que les vi me cagué en los pantalones.

Lamentablemente, Ringo se encuentra ahora en un estado de paro indeterminado, creo que porque sus miembros andan liados con otros proyectos. Cuatro musicazos estos chavales; creo que aún dan algún que otro conciertillo si se les pide por favor... así que de ser así, es más que recomendable que asistáis :)





Tengo que subir al árbol
Tengo que coger la flor
y dársela a mi morena
Que la ponga en el balcón

Descensores y rascasuelos
Despliegue de miedos que es vertical
Y a la voz de "¡cagarla!"
Peatones cruzad


Antes conocidos como HealthControl, ellos son nuestros únicos compañeros de sello en Estoescasa! Desde sus comienzos hará unos seis años (creo) han sido un grupo en constante crecimiento y evolución. Se podría decir que empezaron haciendo algo más o menos próximo a eso que algunos etiquetan como post-rock. Después de dos demos, publicaron su primer LP Estacalma, a principios del año pasado, y ahí creo que ya dieron su primer gran salto... señores, qué letras. Y si no vuelvan a leer lo que he citado un poco más arriba. Y qué buen gusto. Y qué autenticidad. Y si no bastara con todo esto, Atención Tsunami son excelentes a la hora de cuidar a sus seguidores; ya sea ofreciéndonos algo nuevo en cada concierto, o grabando y publicando videos que detallan sus hazañas (que me cuesta describir, hay que verlo para creerlo) o simplemente con su mail mensual de información, nunca paran de sorprender.

Expectante me hallo ante lo que será su segundo LP, el primero bajo el nombre de Atención Tsunami, y que promete grandes cambios.

3 comentarios:

saudade dijo...

Gracias por toda esta info.
Ya estoy escuchando un poquito de cada uno, a ver qué tal, ignorante soy de estas bandas.
Me fio 100% de tu criterio.

Abrazos Manu.

Que viva la música en estado puro.

moonriver dijo...

Atención Tsunami no terminan de engancharme. Sus melodías me resultan excesivamente áridas y nunca he conseguido terminar ninguna de sus canciones. No obstante, ayer, después de leer vuestro post, decidí darles una nueva oportunidad (si tanta gente que entiende de música habla maravillas de ellos por algo será) y me enganché locamente de Quiero ser como Bergman. Habrá que seguir escuchándolos.

Manuel dijo...

Todo es cuestión de gustos, claro está. Cada uno tenemos nuestra propia sensibilidad... pero sí es cierto que al menos de momento, Atención Tsunami no son un grupo de melodías.